Luz y oscuridad


Buenas tardes lectores, se que en la ultima entrada os prometi una entrevista en exclusiva con quien me pusiera el disfraz mas original que se hubiera puesto, como solo comento mi querido niño el sera el protagonista de ella, la estoy preparando asi que no os preocupeis por ello, por el momento aqui os dejo una pequeña historia que he escrito, espero que os guste. Te la dedico a ti mi amorcito ya que tu eres la inspiracion que hace que consiga escribir, aunque no sea muy bueno, historias como esta, es algo triste porque hoy el dia es lluvioso y gris pero en cuanto salga el sol habra una mas feliz aguardando, te amo.

Gotas de lluvia caen, llegan al suelo y se pierden en el, el agua corre, libre, siguiendo un camino, cuando encuentra un bache lo salta, lo rompe, pero siempre consigue pasar por donde ella lo desea, no tiene cadenas.
Quien hubiera dicho que alguna vez podria llegar a envidiar el agua, jamas me lo hubiera pensado, pero ahora lo admito, la envidio porque ella no tiene limites, ni cadenas que la mantengan cautiva, en cambio mis brazos, si.
Me encuentro encerrado en una pequeña habitación, no porque pueda verla ya que la oscuridad me rodea, si no porque no oigo el eco de nada y el aire parece mas pesado aquí. A veces oigo pisadas lejanas, ruidos de armaduras, choques de espadas, risas sobre algun chiste no escuchado y solo una vez al dia oigo las llaves de mi carcelero abrir la basta puerta que me tiene aquí encerrado, dejando en el suelo algo metalico y yendose de nuevo.
En ese momento deseo con cada fibra de mi ser poder soltar mis brazos de la fria pared y coger las cosas con las manos, aunque no sienta ya mis dedos con fuerzas para sostener cualquier cosa, pero al menos sentir algo mas que aire en ellos. Me arrodillo lentamente en el suelo, estirando al maximo la cabeza, para con, no poco esfuerzo conseguir morder el unico trozo de pan duro y comerlo con rapidez, ya que el hambre atenaza mi vacio y ruidoso estomago. Algo mas alla se vislumbra una pequeña sombra, es un vaso de madera lleno de agua, algo apestosa, pero a la que no podre llegar ya que esta fuera del alcance de mi boca y con los pies podria derramarla, quizas mañana tenga mas suerte mi sed y pueda apaciguarla, ese es mi ultimo pensamiento antes de que el sueño me lleve a otra cueva igual de oscura, donde el descanso no esta permitido, ya que las pesadillas me siguen hasta alli.
Una pequeña luz molesta a mis parpados para que se abran, aun estos perezosos poco a poco empiezan a abrirse ante la llamada incesante de esta. Al abrirlos debo volver a cerrarlos ya que estos acostumbrados a una eterna oscuridad no pueden habituarse rapidamente a una luz, por poca que sea.
Algo suave pasa por mis brazos hasta llegar a las cadenas, es como una pequeña brisa de viento, al momento pienso que quizas la muerte ya se me ha llevado y estoy en otro sitio mejor, pero al abrir los ojos descubro que sigo encerrado en la misma pequeña habitación, con la diferencia que ahora un dulce rostro se encuentra delante mio y una pequeña figura femenina.

-Por fin despertaste, pensé que ya estarias muerto, llevas como una eternidad durmiendo.

Su voz es demasiado aguda para su dulce rostro, pero es musical y hace que quiera oirla mas, tampoco es que haya tenido muchas visitas habladoras por aquí, quizas es la primera desde mi encierro. Abro la boca con el intento de decirle algo, como por ejemplo como ha entrado o quien es o porque se encuentra aquí, pero esta demasiado seca como para pronunciar una palabra, no sale nada.

-Tranquilo, no te esfuerces en hablar, se todo lo que quieres decirme –en ese momento la mujer coge el vaso que aun se encontraba en el mismo sitio y lo acerca a mis labios, bebo como jamas lo habia hecho, disfrutando de cada gota de esa agua, aunque el gusto dejara que pensar sobre su origen, pero que importaba- mucho mejor ahora verdad?

Asiento a su pregunta para no parecer maleducado, ya que siempre me habian dicho que a las damas hay que tratarlas con cortesia y respeto, y aunque extraña, la mujer que habia alli tambien se merecia ese trato.
-Seguramente ya no me recuerdes, puesto que si lo hubieras hecho ya habrias dicho mi nombre, el cual no te dire por el momento –mire el rostro de la mujer cuya tristeza fluia en sus azules ojos, mezclados con una tonalidad grisacea, como las nubes que avecinan tormenta. Su largo pelo dorado se encontraba suelto, algo despeinado quizas, el viento no perdonaba y desordenaba sin cuidarse de quien se trataba. Lo que mas llamo mi atención fue la palidez de ella, no parecia ser humana, seguramente era una mala jugada de mi mente, demasiado tiempo llevaba encerrado alli como para saberlo con certeza, al volver a mirarla a los ojos senti como si un estremecimiento me recorriera al completo, yo habia visto antes aquella mirada- Se que tienes preguntas, pero este no es el momento de responderlas- se habia acercado a mi y depositado un objeto, frio pero calido a la vez en mi mano- Todo se puede lograr siempre que se pueda soñar.

En ese momento, tuve que cerrar los ojos a causa de una luz cegadora, salida de la nada, al abrirlos ella ya no estaba, mire mis manos aprisionadas y el objeto que vi fue una simple y pequeña llave, la que al probar de ponerla en la cerradura encajaba a la perfeccion. En ese momento un breve recuerdo acudio a mi mente, como una luz, un nombre, una simple palabra que hizo que todo tuviera sentido, ella siempre habia sido mi luz, mi esperanza, algo que se habia apagado, que ya no volveria, Emma.


1 comentario:

Gracias por todos vuestros comentarios, recordad no insultar y siempre respetar a los demas para no ser borrados ^^.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Visitantes recientes

Licencia de Creative Commons
yurika sekai by yurika is licensed under a Creative Commons Reconocimiento 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en http://yurikasekai.blogspot.com.es/. Protected by Copyscape Online Infringement Checker