Primera noche



Esa mañana me desperté, como una cualquiera. Por raro que pareciera el despertador no había sonado por lo que aún debían ser las siete ya que algo de sol se deslizaba por los agujeros que la persiana tenía. No era algo normal que se despertara sin aquel sonido estúpido y repetitivo que hacía, algo que se metía en tu cabeza para arruinar ya el día solamente al comenzar, que gracia.
Aún con los ojos cerrados deslizó su cálida mano por las sábanas algo arrugadas de la cama, normalmente su lado estaba frío por falta de compañía pero esa vez un extraño calor se posó en su mano para chocar esta contra un bulto, cosa que la hizo extrañar bastante. Abrí los ojos, entre asustada y sin comprender como podía haber alguien más con ella. Giré la cabeza levemente y allí lo vi. Un chico, quizás algo más joven que yo. Unos tres años quizás. Me empecé a preguntar que hacía allí aquella persona. Al mirarlo me quedé algo embobada, en verdad era apuesto, y durmiendo parecía un chico tan tranquilo que no pude evitar alargar la mano hacia su rostro y acariciar su rostro. Era muy suave como si nunca hubiera tenido problemas de piel y aún no le hubiera crecido la barba.
De repente recordé que la noche anterior había llegado allí, lo remarcó la tarjeta que había tras el chico en el que ponía el nombre del hotel en el que se encontraban en aquel momento. Me llevé la mano a la frente y negué varias veces, intentando así reavivar los recuerdos, entonces recordé que me había citado con aquel chico, al que había conocido anteriormente. Como olvidar a la persona que había conseguido enamorarme de nuevo, seguramente serían las pocas copas que habíamos tomado la noche anterior y nos había traído a hacer una pequeña locura antes de dormirnos.
Decidí darme una ducha rápida antes de que él despertara por lo que, con mucho cuidado me levanté de la cama, intentando taparme por si despertaba que no pudiera ver el espectáculo que ofrecía y me metí en el baño, sin pasar el pestillo a causa de la mala costumbre del vivir sola.
Primeramente me puse delante del espejo, viendo las ojeras que me había provocado el no dormir, como mucho habría descansado unas cuatro horas, demasiado malo para el cutis, aunque esperaba que la ducha hiciera desaparecer aquellas pequeñas marcas que habían aparecido bajo sus ojos. Acto seguido, sin esperar mucho se metió en el plato de ducha que había en el hotel, no sin antes mirar que no hubiera ningún elemento extraño en él. Abrí el grifo del agua, lo más caliente que pude y esperé a que efectivamente se calentara, lo que tardó varios segundos, empecé a regular la temperatura hasta que la encontré a mi gusto y entonces la dejé en el agarre de la ducha, dejando que el agua se deslizara por mi cuerpo de forma lenta.
Al acabar salí cerrando el agua, ya que no había que malgastar y me cubrí con una toalla Volví a mirarme en el espejo viendo que con el agua parecía un poco mejor, supongo que el agua puede llegar a hacer milagros. Salí de la ducha seguidamente viendo que el chico ya había despertado y me miraba fijamente, sin perder detalle, cosa que hizo que mis mejillas cogieran un tono rojizo al cual no le di mucha importancia.

-Buenos días, pensé que querrías que nos ducháramos juntos- dijo el chico estirándose levemente aun estando sentado en la cama.
-Quería darme una ducha rápida antes de que despertaras así podrías usar el baño a tu antojo- le sonreí de forma dulce acercándome a él y obsequiándole en los labios con un beso de buenos días.
-Es una pena que me haya perdido una bonita visión, ¿a la próxima avísame vale? –tras esas palabras me dio un dulce beso y se levantó metiéndose en la ducha.

Suspiré, feliz por lo que empezaba a recordar de la noche anterior, todo había sido mágico y especial, como si nunca hubiera ocurrido nada parecido en mi vida. Para mí había sido la mejor noche, ya que había sido la primera que compartí con la persona más especial para mí.

Buenas jejeje la verdad no sé a que vino esto que escribí y no se si lo continuaré, me apetecía escribir algo que no fuera como las anteriores que siempre había una muerte y esto salió, supongo que en parte es porque pensaba en mi nene, si ya se lo que diréis de nuevo tu nene? Pues si, él es mi inspiración y quiero seguir pensando en él mientras escribo lo siento por los que no os gusta pero es así. Mi amoooooooooooor te dedico la historia ^^ TE ADOROOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO amor mioooooo muaaaacks. Y hasta aquí la entrada, espero que os haya gustado y que me sigáis leyendo, nos vemos.

Byee

2 comentarios:

  1. Me ha gustado! lo primero que veo tras abrir el ordena clandestinamente en dibujo técnico xDDDDD bueno, ya nos veremos ¿ne? hasta luego!

    ResponderEliminar
  2. Hermoso escrito Yurika. Siempre te he dicho que tienes dotes para la escritura aunque luego me niegues cuando te digo que roleas bien, incluso mejor que yo pero bueno, ese ya es otro tema.

    Sigue así Yurika y recuerda que se te quiere y se te apoya en lo que se puede.

    ResponderEliminar

Gracias por todos vuestros comentarios, recordad no insultar y siempre respetar a los demas para no ser borrados ^^.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Visitantes recientes

Licencia de Creative Commons
yurika sekai by yurika is licensed under a Creative Commons Reconocimiento 3.0 Unported License.
Creado a partir de la obra en http://yurikasekai.blogspot.com.es/. Protected by Copyscape Online Infringement Checker